DIARIO DEL URBANISMO, ARQUITECTURA Y CONSTRUCCIÓN EN LA RED

ELECTRICIDAD FISICA, MORAL ELECTRICA Y OTRAS ELECTRICIDADES

in MATERIALES CONSTRUCCION/PORTADA by

ELECTRICIDAD FISICA, MORAL ELECTRICA Y OTRAS ELECTRICIDADES – the medical battery corporation – que pasa si no hay toma de tierra… historias eléctricas

¿Hay electricidad para románticos? ¿Si? ¿No? ¿Electricidad física? ¿Electricidades Abstractas o electricidades Surrealistas? Sigue leyendo y no te quedes con las dudas…

Intentaré explicar de manera sencilla qué es la electricidad para legos y para políticos. Y también para los ocupas. La electricidad se puede delimitar en algo así como el flujo de electrones por un conductor y una intensidad que es la que cuantifica ese movimiento. Para que resulte más claro: la electricidad es como un río. Hablemos pues de electricidad, y de material electrico online, que es el lugar en donde hoy también puedes acceder a comprar todo tipo de material eléctrico para tu casa o tu negocio.

Podríamos decir que la tensión eléctrica es el cauce del río y la intensidad la velocidad a la que se desplaza el agua. El producto de estas nos da el caudal del río. Sí ya sé que la electricidad es un circuito cerrado. Por un hilo «va» la corriente y por otro «vuelve» a la fuente. Sin embargo para efectos de lo que quiero exponer cumple la función. Obviamente si el ancho del río es incesante los 220V de diferencia de tensión, lo que cambia es la intensidad. Creo que me pierdo…

Los cables, el conductor, se calientan por el paso de la corriente. A mayor corriente mayor temperatura. Hasta aquí claro ¿no?

Y al irse agregando aparatos de consumo a un circuito, sobre todo en una instalación pensada en los años cincuenta para un consumo mucho menor, que es la que tengo en la cabeza, el cable, que su sección no está concebida para ese consumo, se va a calentar más pudiendo llegar a quemarse. A esto le agregamos que el cable va visto, esto es sin protección, incrementando el peligro de incendio todavía más.

que pasa si no hay toma de tierra

El fuego precisa de oxígeno, y el cilindro impediría que la llama se extienda. Al carecer de esta protección además de que deje de existir un factor propagador de llama existe el peligro de corte o bien sección del cable con el riesgo real que acarrea para el usuario al estar expuesto al contacto. La ausencia de toma a tierra es también un gran peligro. La toma a tierra es la que en el caso de derivación a masa puede salvarte la vida, unida a la instalación de un interruptor diferencial.

La corriente fluye del borne con la tensión más alta, pasa por el aparato y vuelve al borne con la tensión más baja. El tercer cable, bicolor amarillo-verde, que acostumbran a tener los aparatos, es el de toma a tierra. Este cable va conectado a las partes metálicas susceptibles de ser tocadas por el usuario. La ausencia de este cable puede suponer tu muerte.

Supón que es diciembre y tienes frío. Aunque no sabes si vas a poder pagar el recibo de la luz te conectas un radiador al enchufe. Y resulta que el cable toca con la parte metálica del mismo. Si tocas el radiador ya conectado, en ese instante tu cuerpo actúa como conductor pasando por el los 230V que salen del enchufe cara los 0V del suelo. Tras esto, Patxi Manuel va camino de estar fallecido en pocos segundos.

El olor a barbacoa va a durar una buena temporada.

Si existiera la toma a tierra, tan pronto tocaras el radiador la corriente fluiría del enchufe a la toma de tierra, y de ahí a la pica sepultada en el exterior del edificio. Saltaría entonces el interruptor diferencial y evitaríamos el desapacible olor a hombre, o mujer, frito o frita. La electricidad siempre y en toda circunstancia escoge el camino más fácil, como los políticos. El que menos resistencia ofrece, y por tanto escogerá ir por el cable de tierra. Lo malo es que en la vida real no hay un cable de Tierra para lo que nos hace la política.

La carencia de elementos de protección supone una trampa mortal para los usuarios. ¿Y el interruptor diferencial? ¿Qué es? Pues es ese aparato que tienes en tu caja de interruptores. Es el que tiene un botón de test. 

the medical battery corporation

A pesar de la apropiación por Sanden, a fines del siglo XIX, múltiples empresas se hallaban desarrollando y distribuyendo esta clase de productos. La compañía británica The Medical Battery Company, fundada en la ciudad de Londres por Cornelius Bennett Harness en la década de mil ochocientos ochenta fue famosa por su extendido y atrayente negocio de productos eléctricos. Pero entonces comprar productos eléctricos como cualquier otro tipo de materiales para la construcción y el hogar, como comprar suelos vinilicos autoportantes, no era lo fácil que hoy en día es, haciéndolo online, incluso. 

Usando eslóganes como «el germen de toda vida es la electricidad» y también sugerentes imágenes para ilustrar los efectos de la electricidad en el cuerpo, la compañía mostró la eficiencia de estos recursos terapéuticos en asociación a ideales de sanidad. Por medio de una sugerente estrategia promocional vinculó la buena salud a la apariencia, proyectando el diálogo que la modernidad establecía entre el cuerpo saludable y la tecnología.

La cartera incluía productos como el cepillo eléctrico doctor Scott’s Electric Hair Brush. Este no solo prometía sanar la calvicie, también las cefaleas inquietas y la neuralgia. El doctor Scott’s Electric Corset incorporaba la electricidad en las rutinas femeninas de cuidado personal. Con la adquisición en mil ochocientos ochenta y nueve del Zander Institute de Oxford Street, que proseguía la terapia mecánica suiza creada por Gustav Zander, Harness había asegurado la reputación terapéutica de la compañía y ampliado las fronteras de sus servicios eléctricos.

electricidad fisica
electricidad fisica

Al lado de Harness existieron otras compañías que participaron de este circuito comercial. Algunas como Richardson Electro-Galvanic Belt Co. Compitieron por posicionarse de manera comercial en busca de los sustanciosos resultados económicos que prometía la venta de estos productos. Para el caso de la Casa Sanden habrían alcanzado el millón de dólares estadounidenses en mil novecientos catorce.

En el país de los nipones llevaría el nombre de Sanden Denki Shokai y desplegaría estrategias promocionales similares. Al instalarse en Chile, The Sanden Electric Company ya vendía sus cinturones en diferentes partes del planeta. Ya tenía en marcha un rentable y competitivo mercado de productos electro terapéuticos. La compañía se había formado en E.U. a fines del siglo, patentando su cinturón en el mes de noviembre de mil ochocientos noventa y nueve, once años después que lo hiciese Cornelius Harness en tal país.

En la próxima década Sanden penetraría en mercados tan diferentes como Canadá, Inglaterra, Francia, Suecia, Alemania, Polonia, Finlandia, Brasil, Argentina, Chile y el país nipón. También alcanzaría reconocimiento y éxitos económicos. En Chile, a pesar de que The Sanden Electric Company no compitió formalmente con empresas afines, debió enfrentar las peculiaridades y condiciones del mercado médico local. Pero estas, son ya otras historias, y ya he contado retazos bastantes de unas cuantas electricidades… 

foto: @hollowaykryan

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario

Latest from MATERIALES CONSTRUCCION

Go to Top