Hablemos de la diferencia entre reforma y rehabilitación 1

Hablemos de la diferencia entre reforma y rehabilitación

in URBANISMO by

Rehabilitación, Reforma… Son cosas distintas… Hablemos de la diferencia entre reforma y rehabilitación

Es frecuente preguntarse sobre la diferencia entre reforma y rehabilitación porque, aunque a veces se cree que son cosas parecidas, lo cierto es que hay muchas diferencias. No estamos hablando de lo mismo. Por eso, para saber de cierto cuales son las diferencias optamos por informarnos en la web de diferencias más consultado de habla hispana, Diferenciapedia.com y estas son las conclusiones…

Cuando hablamos de reforma, nos referimos a todos los trabajos que implican cambiar, modificar o sustituir acabados, tabiques, materiales, instalaciones u otros componentes. Estos cambios tienen que ver con razones estéticas, no funcionales.

Y se entiende por obras de rehabilitación aquellas que tienen por objeto la consecución de determinados resultados: las modificaciones de edificación, las adecuaciones funcionales o la reforma de un edificio de viviendas, que tiene por objeto modificar la superficie destinada a viviendas o cambiar su número.

Otro aspecto clave que marca las diferencias es el proceso de las licencias. 

Licencias para reformas

Cuando se trata de la reconstrucción de un apartamento, la mayoría de los municipios no exigen que haya que solicitar un proyecto para una licencia. Solo se deberá presentar el presupuesto del proyecto y los planos correspondientes. Sin embargo, cuando se trata de reformas de techos, en la mayoría de los municipios sí se requerirán permisos para grandes construcciones. Esto se debe al alcance del trabajo.

Rehabilitación, Reforma... Son cosas distintas... Hablemos de la diferencia entre reforma y rehabilitación
Rehabilitación, Reforma… Son cosas distintas… Hablemos de la diferencia entre reforma y rehabilitación

Permiso de rehabilitación

Si hablamos de rehabilitación, que no incluye la obra de toda la casa, es decir, de rehabilitación parcial, que no se aplica a la fachada, ningún ayuntamiento exigirá la presentación del proyecto. Solo planos y presupuesto.

Cuando se trata de renovar el techo o la fachada de un edificio, las cosas cambian.

Se deberá presentar el proyecto y la empresa reformadora que realizará la obra deberá implantar el Plan de Seguridad y Salud y abrir el centro de trabajo.

En el caso de una reforma integral de una vivienda o edificio, será necesario solicitar al arquitecto una licencia de obra de gran envergadura. La empresa de reforma deberá presentar un Plan de Seguridad y Salud y la apertura de un centro de trabajo.

Diferencias básicas entre reforma y rehabilitación.

Necesitamos considerar cómo afecta el trabajo a una vivienda o edificio para catalogarlo de una forma u otra. Si queremos saber si la vivienda necesita reforma o rehabilitación, lo mejor es contactar con una empresa con experiencia en ambos campos para que nos aconseje sobre cómo proceder.

Las obras de reforma reparan o sustituyen acabados o instalaciones que podrían seguir utilizándose, pero que por algún motivo se ha decidido cambiarlos, normalmente por motivos estéticos, como una típica reforma de cocina a la reforma para aumentar el valor de la vivienda. 

Hay que tener en cuenta que hablamos de reforma, aunque suponga derribar los tabiques, si queremos mejorar el espacio, pero nos basamos en el buen estado de conservación del mismo.
Para llevar a cabo la reforma, ya sea en una vivienda particular o en un local comercial, se debe expedir una licencia o licencia de obra, dependiendo de la obra a realizar y también de los requisitos marcados por cada autoridad municipal.

Cuando hablamos de rehabilitación, es porque se está realizando una reforma para reparar o sustituir un elemento estructural o un equipamiento dañado, porque están en mal estado y no se pueden utilizar para evitar riesgos en el uso del espacio.

Es importante aclarar que el término rehabilitación también se utiliza cuando hablamos de cubiertas o fachadas, donde parte de la estructura se encuentra en mal estado, aunque se deba conservar otra parte de la fachada.

Como parte de los trabajos de rehabilitación encontramos, por ejemplo, trabajos de cumplimiento de normas contra incendios, eliminación de barreras mediante la construcción de rampas, escaleras y escalones.

Cuando hablamos de reformas en el hogar, a veces usamos palabras que a menudo pueden resultar confusas.

Así es que cuándo hablamos de reforma o rehabilitación, aunque a simple vista pueda parecer que se trata del mismo tipo de obra de construcción, no es lo mismo reformar que rehabilitar.

Hablemos de la diferencia entre reforma y rehabilitación 2

Siendo un poco más incisivos, podemos decir también que, cuando hablamos de reforma, nos referimos a todos los trabajos que implican cambiar, modificar o sustituir acabados, tabiques, materiales, instalaciones u otros componentes. Las obras de reforma se realizan cuando el propietario, aun estando el inmueble en buen estado, quiere cambiar la casa según su gusto personal.

De una forma más sencilla, se puede entender que estamos hablando de reforma para obras de menor envergadura. Un ejemplo es la reforma de un baño o una cocina sin ir más lejos.

Hablemos de la diferencia entre reforma y rehabilitación 3

La rehabilitación, por otro lado, se trata de cambios, modificaciones o reemplazos de tabiques, materiales terminados y equipos que no se encuentran en buen estado o no se pueden utilizar. En otras palabras, la rehabilitación se realiza cuando una casa o edificio está en malas condiciones.

Hablemos de la diferencia entre reforma y rehabilitación 4

La rehabilitación no está sujeta a razones estéticas o de gusto personal, sino que tiene una fuerte relación con las razones funcionales de la construcción e instalación del edificio. Debemos tener en cuenta que el término “rehabilitación” también se aplica a fachadas, cubiertas, zonas comunes y escaleras.

Así que si la estructura está en mal estado, pero queremos mantenerla, hablaremos de una reforma integral.

Más técnicamente, el concepto de rehabilitación está incluido en el Reglamento Técnico de Edificación vigente desde 2006. Según la ley, será también obra de rehabilitación integral cuando se trate de la construcción, adecuación funcional y reconstrucción del edificio a la vez.

78 / 100

Deja una respuesta