REFORMAR LA VIVIENDA PARA HACER UNA CASA ACCESIBLE 1

REFORMAR LA VIVIENDA PARA HACER UNA CASA ACCESIBLE

in CRITICA DE LA ARQUITECTURA MODERNA HISTORIA by

¿Que es una casa accesible? ¿Hay ayudas para fomentar la vivienda accesible? ¿Cómo es una vivienda adaptada para discapacitados?

Para ciertas obras de conservación y accesibilidad en residencias se aprobaban en los últimos años programas incluidos en el Plan Estatal de Vivienda de dos mil dieciocho – dos mil veintiuno. Si tenemos en mente reformar a una casa accesible o Vivienda accesible, debemos conocer estas cosas. Hay un límite con carácter general del cuarenta por ciento del total de la inversión efectuada, que puede llegar a ser del setenta y cinco por ciento cuando los residentes sean personas mayores de sesenta y cinco años o bien presenten algún grado de discapacidad, siempre y en todo momento en dependencia de las peculiaridades concretas de cada caso y teniendo presente los ingresos económicos percibidos.

En todo caso, hay requisitos esenciales para pedir una ayuda a la reforma y determinar su cuantía depende a menudo de los ingresos y las circunstancias personales, como edad, movilidad, grado de dependencia…

Para casos en que alguno de los habitantes de una vivienda haya sufrido o bien tenga una discapacidad, lo recomendable va a ser alterarla dándole lo que se llama accesibilidad. Aunque en todas las Comunidades Autónomas de España ni en todos los Municipios se actúa de la misma forma, se hace hincapié en que las residencias deben tener accesibilidad, ser de simple utilización y transitabilidad, y han de estar provistas de seguridad de todo género para sus habitantes. Por ejemplo, se regulan cosas como que las puertas deben tener un ancho mínimo mayor que el de una casa sin acondicionamiento para personas con discapacidades.

Se aconseja que tengan portero eléctrico (preferiblemente con cámara) a fin de que la persona con movilidad reducida no deba desplazarse hasta la entrada en el caso de que haya alguien llamando a la puerta. En caso de que el corredor tenga una longitud de elevado valor, hay que proveerlo de pasamanos ergonómicos con un recorrido progresivo y con un color que contraste con el de la pared a fin de que sea de forma fácil reconocible.

Mejorando la accesibilidad

En el campo de las personas con movilidad reducida, y haciendo hincapié en el campo del exterior, muchas calles y establecimientos carecen de sistemas o bien de vías de accesibilidad que faciliten su libre movimiento. Esa privación de la libertad ha llevado a fabricantes especializados a centrar sus objetivos en el compromiso de la accesibilidad. Un caso reciente es el de las piscinas. Con la premisa de una piscina sin barreras, ya hay empresas trabajando en la tarea de la fabricación de ascensores que dejen a aquellas personas con movilidad reducida acceder a un baño. Si bien ciertas empresas ponen su grano de arena a favor de la accesibilidad, aún queda un largo camino por recorrer.

REFORMAR LA VIVIENDA PARA HACER UNA CASA ACCESIBLE 2

Y es que las políticas de accesibilidad, si no inexistentes, son de forma frecuente demasiado pobres. Promover lugares y espacios de acceso para personas con movilidad reducida no es solo cuestión de empatía. Debe verse el asunto con los pies en el suelo y con la fantástica fuente de aportaciones útiles que el humano puede aún brindar para la humanidad y el planeta.

REFORMAR LA VIVIENDA PARA HACER UNA CASA ACCESIBLE 3

Se acostumbra a dejar a un lado a las personas con movilidad reducida por una cuestión económica. Hoy día vemos en los medios de Comunicación y a diario noticias que parecen indicar que todo el mundo es muy solidario con todo tipo de problemas, sobre todo si se trata de algún colectivo… Pero es poco o nada más que fachada, postureo, las más de las veces. Cuando se trata de problemas concretos de personas individuales (tu vecino, tu vecina) o cuando hay que poner dinero, se pasa de la foto o del minuto de silencio al «ponte a contar hasta mil, que yo me escondo».

Conforme la COCEMFE, prácticamente dos millones de personas con movilidad reducida requieren ayuda para salir de casa. La ausencia de accesibilidad a sus residencias de vivienda es la razón, y la falta de dinero para acometer las reformas, también. Los datos de la COCEMFE asimismo revelan que de entre las personas con movilidad reducida, por lo menos un veintidós por ciento ha mudado de domicilio debido a ello. Frente a la ausencia de un posible apoyo, con independencia del motivo, la noción sobre la carencia de autonomía arremete contra el estado anímico. Y en cuanto a las ayudas económicas a favor de la accesibilidad, un escaso doce por ciento de las edificaciones donde radican han recibido ayuda.

Tenemos que reformar las ciudades por una ausencia de obstáculos

Este será un hecho que facilite en extremo el preciso y positivo autoabastecimiento de las personas con movilidad reducida. Mas lejos de la aplicación tecnológica con relación a la administración del día tras día, los nuevos avances del campo han aportado renovadoras herramientas para facilitar la movilidad. De igual manera que la ciencia y la tecnología avanzan, la arquitectura callejera debe asimismo amoldar sus espacios a las personas con movilidad reducida. Por el hecho de que el planeta no es solo de unos.

REFORMAR LA VIVIENDA PARA HACER UNA CASA ACCESIBLE 4

Una residencia accesible es aquella que está exenta de barreras en su entorno, permitiendo que las personas mayores, con movilidad reducida o bien con discapacidad, puedan seguir viviendo en sus hogares, aun solas, sosteniendo su máximo grado posible de autonomía personal, pudiendo de esta forma hacer el mayor número posible de actividades, solas o bien con alguna ayuda, y con la seguridad máxima para ellas y sus cuidadores y familiares.

A fin de que el tránsito por el hogar sea cómodo y fluido es esencial que la persona pueda moverse por la casa sin ayuda y sin lastimarse. En caso de que la residencia tenga múltiples pisos sería recomendable poder instalar una plataforma elevadora. La domótica es buen aliado en el momento de facilitar la vida en el hogar de las personas con discapacidad.

Los requisitos a fin de que personas con discapacidad tengan el máximo de autonomía y confort posible en una residencia son:

  • Las puertas de acceso a la residencia y estancias primordiales han de ser de 80cm de ancho, a fin de que una silla de ruedas pueda pasar sin contrariedades.
  • Los corredores y puntos de giro deben ser de manera fácil maniobrables con una silla de ruedas.
  • El alcance de una persona en silla de ruedas está entre 0,4 y 1,40m de altura, de tal modo que enchufes y moblaje debe amoldarse a esta altura.

Para prácticamente cuatro millones de personas, hallar una casa amoldada a sus necesidades puede ser una aventura, en tanto que el parque de España de residencias no está preparado.

La reforma de una residencia para personas con discapacidad reúne aspectos que se deben contemplar. Es un trabajo de singulares peculiaridades que, no obstante, está a la orden del día. La única solución que les queda a las familias en estos casos es acometer la reforma de una residencia para personas con discapacidad y si bien es verdad que la reforma de una residencia para personas con discapacidad debería amoldarse como un guante a cada caso, en tanto que no todas y cada una son iguales, acometer la reforma integral de una residencia para amoldarla a discapacitados es tarea de especialistas que sepan de la distribución del espacio.

Deja una respuesta