Todo acerca del proceso de mudarse a un pueblo pequeño 1

Todo acerca del proceso de mudarse a un pueblo pequeño

in BLOG by

¿La gente vuelve al campo? ¿Cómo mudarse a un pueblo pequeño? ¿Dejar la ciudad y vivir en un pueblo?

Pongamos que te mudas de Málaga a Madrid. Pero no a una ciudad como Parla, Fuenlabrada o Madrid, sino a uno de esos pueblitos que están cerca de ellas… Algunos, que otros no tanto. ¿Por qué? ¿Qué empresas de mudanzas y qué servicios de traslado nos brindan? ¿Como voy a vivir? ¿Que puedo encontrar? ¿Cómo preparar todo, dejar el apartamento, mudarse, organizar el destino? … Preguntamos en mudanzas en Madrid si son conscientes de este, que dicen, éxodo de la gente de vuelta al campo. ¿De verdad la gente se está mudando a los pueblos? Y de ser así… ¿Que supone una mudanza y la posterior vida en la España rural? 

DE CIUDAD A PUEBLO

La decisión de hacer un cambio total de vida de ciudad a ciudad la toma el urbanista debido a una serie de circunstancias que varían de persona a persona. Demasiado estrés, sufrir largos atascos, falta de vida sana, altos precios de la vivienda, ganas de volver a las raíces familiares…

¿La gente vuelve al campo? ¿Cómo mudarse a un pueblo pequeño? ¿Dejar la ciudad y vivir en un pueblo?
¿La gente vuelve al campo? ¿Cómo mudarse a un pueblo pequeño? ¿Dejar la ciudad y vivir en un pueblo?

La decisión de cada uno puede venir por diferentes motivos, pero el objetivo es siempre el mismo: conseguir la calidad de vida requerida. Empiezas por buscar guardamuebles Madrid a fin de encontrar un sitio en donde dejar todas tus cosas hasta que tengas las llaves de tu nuevo hogar. Porque antes, vas al pueblo, ultimas detalles, haces planes, y mientras lo preparas todo pasan días, o incluso meses, y es probable que en ese tiempo haya un espacio temporal de «kit kat» en el que debas dejar tus cosas en alguna parte y «a buen recaudo».

Después ya te planteas las razones del cambio de vida, lo haces más adelante, pero en principio el objetivo es diferente. Deseas empezar con un toque de optimismo y buenas perspectivas, con la idea de una vida perfecta sin los problemas que puede suponer el paso de la ciudad al pueblo.

¿La gente vuelve al campo? ¿Cómo mudarse a un pueblo pequeño? ¿Dejar la ciudad y vivir en un pueblo?
¿La gente vuelve al campo? ¿Cómo mudarse a un pueblo pequeño? ¿Dejar la ciudad y vivir en un pueblo?

Por eso, quieres empezar sabiendo la opinión de personas que ya han dado este paso antes y que te van a contar los beneficios y problemas que han encontrado en el cambio a la vida rural. También nos informamos en mudanzas Parla acerca del coste de un traslado de una casa con todas sus cosas desde Málaga hasta un pueblecito a cuarenta kilómetros de Parla. 

Además hablamos con ellos, especialistas en mudanzas, y nos cuentan que, muchas veces, es el miedo exactamente lo que impide a muchas personas hacer las cosas que saben que quieren hacer en la vida.

Pero que, por experiencia, quienes dan el paso, no suelen arrepentirse.

Si por algún motivo has decidido cambiar de vida yendo al campo después de vivir en la ciudad, aunque el cambio es muy radical, será por algo… Hay que aceptar las consecuencias, no mirar atrás e intentar hacer las cosas de la mejor manera para adaptarse uno o una a la parte más positiva de su nueva vida. Porque hay de todo, bueno y malo.

Todo acerca del proceso de mudarse a un pueblo pequeño 2

Si es por placer, nos dicen los responsables de mudanzas Fuenlabrada hay que pararse a pensar en todas las consecuencias de cambiar de vida. Ellos ya han hecho muchas mudanzas de la ciudad al campo y saben que en el medio rural también es más fácil incidir y participar directa y activamente en la vida comunitaria. Por eso se gana en vida social, aunque en principio pudiera parecer todo lo contrario. No, lo cierto es que se está menos solo o sola en el pueblo.

Hay que aceptar los ritmos y el estilo de vida que el cambio impone. Y la importancia del trabajo en red, es importante, pero hay que olvidarse del individualismo de la ciudad, cuidar a los vecinos y estar pendientes de sus problemas, vivir para las personas, y con las personas.

¿Cuanto me costaría?

Vivir en un pueblo es significativamente más barato que vivir en la ciudad. Aunque el coste del teléfono o de la luz es el mismo, hay una serie de gastos que desaparecen o se reducen notablemente, como son los de transporte, los gastos de ocio, los impuestos, la cesta de la compra, si plantas tu huerta orgánica, la relación calidad de vida/costo siempre será más ventajosa que en la ciudad y hay muchas cosas buenas que suceden en un pueblo que no se pueden medir con dinero.

¿Quien quiere ir a un pueblo?

Existe una iniciativa de dar soporte a la gente que quiere mudarse al campo que ha funcionado bastante bien, llegando el año pasado a 3.018 familias que pedían información para mudarse a una de estos pueblos. Desde 2021 tienen un importante aumento de consultas.

El 80% proceden de 52 provincias y ciudades autónomas españolas, principalmente de Madrid, Barcelona y Valencia. El 20% restante proviene del exterior, principalmente de Argentina, Colombia y Venezuela. Por grupos de edad, el 46% de los aspirantes tiene entre 30 y 40 años y el 23% tiene entre 45 y 54 años. Los jóvenes menores de 29 años constituyen el 13,5% de los buscadores de información que quieren ir al campo.

Es cierto que las familias en situación de precariedad en la ciudad demandan vivienda en los pueblos por su menor precio. Pero hay gente de todo tipo interesada en ir a las zonas rurales. Hay muchas familias y personas que quieren cambiar su vida acercándose a un entorno en contacto con la naturaleza y sin contaminación.

Esto requiere generar nuevas oportunidades e inversión pública y privada en las zonas rurales, mejorar los servicios públicos y reequilibrar el territorio. Mucha gente prefiere las zonas rurales si se mantienen adecuadamente los servicios públicos, sanitarios, educativos, sociales y de conectividad que facilite el teletrabajo. 

Los beneficios de la vida rural

Vivir en el campo tiene una principal ventaja: disfrutar de la vida de forma pausada y consciente, lo llaman calidad de vida. El día transcurre con otro ritmo, más orgánico y natural; hay más contacto con la naturaleza; hay menos ruido o contaminación y, por lo tanto, las alergias son menos probables; esto significa una gestión de recursos más responsable; las personas tienden a estar más cerca, conocer y reconocer; se comparte un sentido de comunidad con la capacidad de crear una sociedad cooperativa y sostenible.

¿La gente vuelve al campo? ¿Cómo mudarse a un pueblo pequeño? ¿Dejar la ciudad y vivir en un pueblo?
¿La gente vuelve al campo? ¿Cómo mudarse a un pueblo pequeño? ¿Dejar la ciudad y vivir en un pueblo?

Además, los avances y la tecnología hoy en día nos permiten acercar muchas comodidades y atractivos que hasta ahora solo la ciudad ha utilizado. Existen distintas motivaciones de cambio y formas de vida en el campo. Pero sea como sea, esta migración rural es también una gran oportunidad para repoblar los pueblos, crear más servicios y por tanto más empleo, e incluso recuperar viejas tradiciones perdidas por falta de vecinos, sobre todo jóvenes.

80 / 100

Deja una respuesta