El sector de la construcción vuelve con fuerza… también en Málaga

in NEWS by

La construcción está despertando otra vez en la Costa del Sol. El sector de la construcción vuelve con fuerza… también en Málaga…

Esta opinión ha sido validada por muchos factores, desde administradores de fincas en Marbella hasta empresas constructoras de obra nueva en la Costa del Sol. Puede que tenga menos repercusiones, pero la industria de la construcción también se ha sumergido en esta transición.

En la prensa seria vemos como McKinsey destina el 13% del PIB mundial a la construcción, que es una cifra sustancial. Otra cosa que vemos es que estamos hablando de la productividad de este sector, que es una variable muy relacionada con la adopción de desarrollos tecnológicos por parte de una industria.

En Deloitte citan, entre otras cosas, inexactitudes visibles en los tiempos de entrega y estimaciones de costos, mano de obra con poca penetración por la estandarización de procesos y escasez de trabajadores cualificados, particularmente debido a la naturaleza temporal de los contratos derivados de una industria económicamente muy destacada.

Las empresas de estructuras en Málaga nos dicen que detectan bucles en los nuevos procesos industriales, una ola de digitalización, estándares de sostenibilidad más altos, así como un aumento en las tasas de urbanización que ejercen presión sobre los costos y los plazos. Todo esto ha puesto la lupa en la eficiencia como camino a seguir.

No es sorprendente que, de acuerdo con la Perspectiva global de KPMG, para 2019, más empresas y ejecutivos de la Costa del Sol sean conscientes de que existen soluciones y que esta industria ofrece las herramientas para enfrentar los desafíos actuales. La realidad de los materiales prefabricados como el hormigón se estima que hará que los contratistas sigan recurriendo gradualmente a la producción de prefabricados.

Los fabricantes están ampliando la gama de subconjuntos prefabricados. Incluso en términos de sostenibilidad, los prefabricados son una ventaja. Y vemos no solo estas, sino muchas novedades en el proceso de construcción, como las cortinas de cristalY es que los productos prefabricados pueden reducir la generación de residuos en un 80%.

Además, las casas prefabricadas están en línea con el concepto actual de economía circular, donde la idea es reducir el consumo de material y principalmente disminuir la chatarra.

La digitalización y las nuevas tecnologías representan una adición a largo plazo. Por ejemplo, las tecnologías BIM y su integración con los prefabricados también facilitarán la integración de toda la cadena de valor para aumentar la eficiencia. En el mismo camino de la digitalización, existen otras herramientas en el mundo de la construcción, como el internet de las cosas, con chips integrados en estructuras prefabricadas, entre otras, para monitorear el desempeño de la estructura.

El sector de la construcción vuelve con fuerza... también en Málaga
El sector de la construcción vuelve con fuerza… también en Málaga

Sin embargo, al describir el estado de la industria, no podemos ignorar el profundo impacto de Covid-19 en todas las actividades, incluida la construcción. El uso eficiente de procesos y tecnologías como la digitalización, prefabricación u otros a muchos niveles, un uso más eficiente de materiales y recursos, y un fuerte sesgo social y sostenible serán la columna vertebral de las empresas en una transformación irreversible.

¿Contrato laboral fijo, clave para la construcción?

Con los cambios en la educación, se dice que la industria de la construcción ve la continuación del contrato de trabajo permanente como la clave para mantener el empleo y la calidad. Pero no podemos olvidar el carácter estacional o temporal de la actividad de este sector. Una empresa de construcción puede pasar en días, de tener varias obras en marcha a tener una o ninguna. No conocer esto es no conocer el sector, y ningún político o política debería legislar sobre el sector con tamaño desconocimiento de la causa…

La Confederación Nacional de la Construcción advirtió que la desaparición del contrato de trabajo fijo conllevaría un aumento de los despidos objetivos y una reducción de las indemnizaciones por extinción de contrato, lo que generaría precariedad en el empleo y conflicto social.

En su proyecto de reforma laboral, el gobierno propuso la abolición de dichos contratos para combatir la precariedad laboral. Sin embargo, en lo que respecta a la construcción, la industria considera necesario su mantenimiento debido a su especial naturaleza. Por ejemplo, CNC asegura que en un centro de negocios con menos de 100 empleados, si finaliza el servicio de nueve empleados, habrá una necesidad urgente de liquidar un ERE o empresa después de la finalización de cada trabajo regulado.

Esto, con la consiguiente complejidad burocrática y administrativa y un notable aumento de los conflictos y costos para Fogasa, si los hubiere, requerirá el establecimiento de otras nuevas empresas para el posterior trabajo contratado.

Industria de la construcción en España: pronóstico positivo tras Covid-19

Las grandes empresas constructoras y los emprendedores en España se alimentan de los pequeños subcontratistas, el eslabón más frágil de la cadena. El sector de la construcción representa el 5,2% del PIB, que es muy intensivo en mano de obra. La Confederación Nacional de la Construcción sostiene que los niveles anteriores no se recuperarán hasta 2023.

El sector de la construcción vuelve con fuerza... también en Málaga 1

En este sentido, existe en el sector una especial visión del historial de recuperación de la industria y la efectividad en la emisión de préstamos ICO en la medida en que la recepción de fondos europeos beneficiará a la construcción. Creo personalmente que el impacto de la crisis en la industria no es ni será tan malo. Aproximadamente un 8% menos se construyó en 2020 en comparación con 2019. Y estos son datos objetivos.

El sector de la construcción vuelve con fuerza... también en Málaga 2

Las obras realizadas son las obras que se han cometido antes. Algunos proyectos ya en marcha se han paralizado. La conducta empresarial se vio afectada durante un mes neto de producción, al 0% hubo 15 días y al 50% hubo un mes. Esto corresponde a un 8% menos de consumo de hormigón en 2020. Las licitaciones han caído más de un 20%, pero será claro este año.

Decir que no podremos alcanzar los niveles pre-pandémicos para 2023 es una afirmación con la que la mayoría de las asociaciones no están de acuerdo, y yo tampoco. El costo de la construcción disminuye cuando la obra es escasa y aumenta cuando aumenta la demanda.

En cuanto a las ayudas para afrontar las consecuencias de la pandemia, cabe destacar que las ayudas de las ICO en la industria pesan más que las de las ERTE. La manguera de liquidez era fundamental en ese momento, aunque hubo casos en los que la concesión de ICOs no fue lo suficientemente permeable para que el financiamiento llegara a la Pyme que más necesitaba esta liquidez.

Hubo momentos en que las finanzas se utilizaron para envenenar ciertas deudas. Se podría haber canalizado de una manera más refinada para que la financiación llegara a todas las pequeñas y medianas empresas… Pero ese, es otro tema…

76 / 100

Deja una respuesta