El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro

Tipos de revestimientos para fachadas exteriores. El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro.

¿Cuántos tipos de revestimiento hay?

Los paneles de madera son una buena opción para cubrir imperfecciones y mejorar el aislamiento acústico ya que la madera es un buen aislante. El mármol es un clásico que nunca pasa de moda. La cerámica, piedra y pizarra… y el vidrio, están muy de moda pero más aún el Metal. Incluso los azulejos y el papel pintado. Las fibras naturales también se utilizan como materiales de revestimiento, pero son menos comunes. Queremos saber más y por eso consultamos con nuestra empresa favorita de revestimiento de fachadas en Mallorca, y estas son nuestras conclusiones. 

Tipos de revestimientos para fachadas exteriores. El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro.
Tipos de revestimientos para fachadas exteriores. El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro.

Hay muchos tipos de revestimiento para elegir.

Los paneles de madera son buenos para cubrir imperfecciones y mejorar el aislamiento acústico ya que la madera es un buen aislante. … El mármol es un clásico, pero también puede usarse para cubrir imperfecciones en la pared o mejorar sus propiedades de aislamiento acústico si lo utilizas en el interior de las paredes. La cerámica, la piedra y la pizarra también son adecuadas para cubrir las imperfecciones de la pared o mejorar las propiedades de aislamiento acústico. El vidrio es una opción si quieres crear un efecto artístico en paredes. El metal también puede usarse para crear elegantes efectos artísticos. Los azulejos dan un aspecto moderno e industrial que se adapta a muchos tipos de arquitectura. El papel pintado puede aplicarse sin dañar la superficie de la pared; añadirá color e interés de diseño a cualquier habitación de la casa. Y como dicen en la empresa de rotulación en Mallorca consultada, las fibras naturales como el algodón, el lino y el yute también se pueden utilizar para cubrir las imperfecciones de las paredes y añadirles color o textura. Las texturas más suaves son perfectas para los dormitorios o las salas de juego en las que desean crear un ambiente más suave para la relajación o la diversión de los niños.

Sabiendo esto … ¿Cuáles son tus opciones para el tipo de revestimiento?

Los revestimientos tienen muchas formas, pero con las nuevas tecnologías se están sustituyendo cada vez más por materiales sintéticos más resistentes y respetuosos con el medio ambiente.

Creo que en el futuro más próximo los revestimientos con apariencia de piedra o madera invadirán las fachadas exteriores de los edificios modernos. Serán de colores intensos y hasta hechos de fibra de vidrio, madera, hormigón reforzado con fibra de yeso y otros materiales como láminas de metales que desprendan un color metálico. La construcción es sencilla: un marco que contiene una capa de material impermeable (poliestireno, poliuretano y similares) cubierta por un revestimiento (láminas de plástico o metal). A menudo, el arquitecto prefiere añadir pequeños adornos redondos o en forma de diamante al revestimiento de la fachada (base de la pared), sobre todo si tiene un fondo oscuro donde brillan especialmente.

El revestimiento es la protección específica de un material por otro. Pensemos en que, por ejemplo, proteger las fachadas de vidrio y piedra del entorno exterior siempre ha sido un reto para los arquitectos. Este artículo examina la historia y el desarrollo de los materiales de revestimiento, su instalación y mantenimiento para la estructura estructural, el rendimiento térmico y la estética… y los tipos.

Los sistemas de revestimiento son los acabados de protección externa aplicados a los exteriores de los edificios. Los sistemas de revestimiento de fachadas cubren elementos estructurales y no estructurales del edificio. Para ofrecer protección y resistencia a la intemperie, deben constar de una unidad base aislada térmica y mecánicamente, que se cubre con una capa exterior destinada a proteger o decorar el edificio.

El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro 1

En la arquitectura moderna, el revestimiento de aluminio ocupa un lugar importante. Se utiliza para el acabado interior y exterior de los edificios. El revestimiento de aluminio se hizo rápidamente popular entre los arquitectos porque no es corrosivo, es ligero, resistente y no se desvanece con la luz del sol. El revestimiento de aluminio se produce en una variedad de formas…

La fachada puede estar hecha de paneles o pantallas de vidrio, metal o plástico. Hay dos tipos de fachadas ligeras: el muro cortina y la fachada de paneles. En el muro cortina, la fachada pasa continuamente por encima de los pisos de la estructura, mientras que en el caso de la fachada de paneles, se interrumpe en cada forjado.

La Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) desarrolló un prototipo de revestimiento con sustrato vegetal para paredes y techos aplicables a los edificios de la región como estrategia de optimización energética. Las «pieles verdes modulares» son sistemas tridimensionales, formados por contenedores, espalderas o paneles con su respectiva estructura de soporte, que permiten acoplarse a las tipologías de las fachadas, y sus jardineras pueden ser horizontales, verticales o inclinadas.

El revestimiento vinílico

Es una fiel reproducción del revestimiento de madera en los Estados Unidos y Canadá que es compatible con cualquier tipo de sustrato (madera, ladrillo, hormigón, acero, etc.). Se recomienda como solución económica tanto para edificios residenciales como industriales, ya que garantiza una fachada estética y duradera, sin tener que realizar ningún tipo de mantenimiento, y a bajo coste. Su ligereza, rapidez de instalación y facilidad de ejecución lo requieren en un revestimiento apto para ser instalado en cualquier época del año y realizado por cualquier persona. No requiere ningún tratamiento o mantenimiento adicional durante su periodo de uso, lo que mejorará su estética.

Tipos de revestimientos para fachadas exteriores. El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro.
Tipos de revestimientos para fachadas exteriores. El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro.

¿Qué es una fachada moderna?

Una fachada moderna destaca por su comodidad. Los elementos suelen estar bien diferenciados y no se utilizan más de tres materiales en su composición: vidrio, piedra y acero.

Una de las características de la arquitectura moderna es desplegar el proyecto en terrazas, jerarquizando así el proyecto de la fachada.

¿Cuál es la mejor opción para revestir la fachada?

El revestimiento de fachadas puede ser una decisión compleja, ya que entra en juego por muchos factores. Los revestimientos acrílicos son los más utilizados, ya que combinan buenas propiedades de impermeabilidad y transpirabilidad.

Hoy en día, el blanco se asocia tanto a las viviendas de un sector de alto poder adquisitivo como a los edificios de bajo coste. Sin embargo, existen muchos tipos de revestimientos blancos que se adaptan a cualquier presupuesto.

El mortero monocapa blanco, amado y odiado por igual, es un sistema común de revestimiento continuo de fachadas. Su principal ventaja es su acabado uniforme y continuo a un costo asequible, cuando se ejecuta correctamente. En las condiciones adecuadas, tiene una durabilidad aceptable. El principal inconveniente es que tiende a ensuciarse con facilidad y es bastante difícil de blanquear. Para evitar que se estropee rápidamente y facilitar su limpieza, aplica un tratamiento hidrófugo tras su ejecución. Por último, aunque no es necesario que se aplique pintura sobre esta superficie, es aconsejable dar dos manos de mortero para conseguir un mejor acabado y evitar pequeñas grietas y fisuras en su superficie.

El hormigón blanco es el que se utiliza en las fachadas y estructuras expuestas. No requiere revestimientos adicionales. Para garantizar la calidad, blancura y durabilidad de este acabado, hay que tener más cuidado en todas las fases de producción e instalación que cuando se utiliza hormigón gris o premezclado. La ejecución es ciertamente difícil, pero el resultado final, bien hecho, es impresionante.

El mortero de cemento y cal, que es uno de los revestimientos más utilizados por ser más económico que un mortero monocapa, dura unos diez años antes de necesitar un repintado. Sin embargo, la pintura de silicato se deteriora con más facilidad que el mortero monocapa, por lo que cuando se pinta un sistema de mortero monocapa bien ejecutado, hay que repintarlo cada cinco años aproximadamente.

Tipos de revestimientos para fachadas exteriores. El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro.
Tipos de revestimientos para fachadas exteriores. El revestimiento de fachadas modernas que dominará el futuro.

Ladrillo blanco.

Hecho correctamente, este material dura más que las soluciones más baratas y requiere poco mantenimiento a lo largo del tiempo.

Aunque el acabado no es liso y uniforme, el ladrillo blanco es una opción popular para el revestimiento exterior.
76 / 100

Deja una respuesta