CHIMENEAS DE BIOETANOL: EL CALOR DECORATIVO

in BLOG/CALEFACCION Y CLIMATIZACIÓN/COSAS by

CHIMENEAS DE BIOETANOL: EL CALOR DECORATIVO – Chimeneas y estufas de bioetanol

Emplean un biocombustible conocido como bioalcohol. Entre su ventajas está que no precisan de salida de humos, con lo que no requieren orificios ni salidas al ­exterior y se pueden instalar en cualquier sitio. Decoran y no manchan. No emiten humos ni generan hollín. Una chimenea de leña se puede sustituir por una de bioetanol sencillamente, insta­lan­do quemadores de acero. Además, se pueden integrar en un sistema domótico y activarse con un mando o bien con el móvil.

COSAS. CHIMENEAS DE BIOETANOL

CHIMENEAS-BIOETANOL.ES – TIENDA ONLINE

En esta tienda on line nos encontramos con todo tipo de biochimeneas, estufas y quemadores de bioetanol. Disponen de muchos modelos diferentes. Estas chimeneas disponen de una serie de ventajas que las hacen muy atractivas. Desde el punto de vista ecológico y ornamental. Una chimenea etanol es segura y decora.

¿SON SEGURAS LAS CHIMENEAS DE BIOETANOL?

El interrogante es ¿son seguras las chimeneas de bioetanol?

La seguridad de estas chimeneas es el mismo que para todos y cada uno de los elementos de llama. Hay que llevar cuidado, mas, es considerablemente más seguro que una chimenea de leña.

Una estufa de bioetanol con una capacidad calorífica de tres kW/h calienta una habitación estándar de unos treinta metros cuadrados. Las biochimeneas consumen un litro de bioetanol cada cuatro o cinco horas de combustión. En lo referente al consumo de las biochimeneas, va a estar relacionado con el volumen de la estancia, la temperatura deseada y la potencia calorífica del quemador. Si lo que queremos es calentar la estancia partiendo de una temperatura baja, debemos emplear el quemador a su máxima potencia con un consumo de 0,35 a 0,40 litros de bioetanol a la hora.

Pasados los primeros cuarenta minutos, que la estancia ya haya alcanzado una temperatura de confort, podemos reducir la llama del quemador y con esto el consumo de bioetanol se reducirá a los 0,20-0,30 L/h lo que supone 1 litro de bioetanol cada cuatro-cinco horas de combustión. Su consumo es mínimo. “De media consumen entre 0,2 y 0,6 litros de alcohol por hora, lo que supone un gasto de entre 0,8 y 2,4 euros.

Dependiendo de la capacidad y el número de depósitos donde se almacene el bioalcohol, la llama puede durar entre 4 y 8 horas. Los quemadores disponen de medidas retenedoras para desacelerar la combustión.

La puesta en funcionamiento no lleva más de dos minutos. Desempacar y encender. Se componen de una cámara de combustión y una estructura ornamental y se pueden poner en cualquier habitación. Como el bioalcohol es inflamable, el recipiente ha de estar bien cerrado y distanciado de fuentes de ignición. Si bien genera bajas emisiones de dióxido de carbono, es recomendable que la estancia esté ventilada. Los hay desde treinta euros. Con encendido electrónico y sistema de seguridad.

La tecnología ha evolucionado tanto que se ha logrado una llama muy realista. Hay modelos con efecto humo generado por vapor, iluminación de bajo consumo y posibilidad de emisión de calor con radiador y mando.

Una de las opciones más exclusivas en nuestros días son las mesas o bien las copas. Son una alternativa estética que transforman una mesa de centro en algo verdaderamente singular. El fuego que genera es muy estético, con un acabado muy semejante al fuego de leña tradicional.

Chimeneas bioetanol – Mitos y hechos

Una fuerza nominal de los elementos de repuesto tradicionales por norma general está en un intervalo de siete a 10kW. Esto resulta suficiente para calentar la superficie hasta 100 m2. Una demanda general de la fuerza de calefacción con relación a la superficie está a nivel setenta y cinco – 100W/m dos. El bioetanol tiene un valor calorífico de comburente considerablemente más alto que una madera. ¿Por qué razón, entonces, se acostumbra a despreciar tanto las biochimeneas en lo que se refiere a sus capacidades de calefacción?

Esto es cuestión de la cantidad del comburente aprovechado a lo largo de la combustión. Frecuentemente, por la sobrecarga de leña, los hogares con chimeneas tradicionales se calientan hasta ponerse rojas, en muchas ocasiones sin necesidad. Eso puede provocar el sobrecalentamiento del interior. Pese a las apariencias, las biochimeneas pueden llegar también a unos factores de calentamiento altísimos, pero ya no deberemos preocuparnos por el proceso confuso de la preparación de la leña y la limpieza del fogón como es el caso de las chimeneas usuales.

Todo depende del modelo que escojamos. Teniendo un espacio enorme para calentar, es recomendable adquirir una biochimenea grande del poder calorífico de diecisiete kW. Esta clase de biochimenea, probablemente, gana a las tradicionales en concepto de empleo y de poder calorífico. Para calentar las habitaciones más pequeñas, podemos elegir biochimeneas de poder calorífico de apenas 2,5 – tres kW, lo que servirá para calentar el entorno hasta treinta m2.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario